Implantes Dentales

Para la mayor parte de las personas, los puentes sobre dientes, así como las prótesis extraíbles resultan incómodos porque les producen irritaciones, tienen bordes demasiado estrechos o provocan nauseas. Además, los puentes tradicionales deben sujetarse a los dientes de ambos lados del espacio vacío. Una ventaja de los implantes es que no es necesario tallar (desgastar) los dientes adyacentes para que sostengan a los dientes de reemplazo.

Para recibir implantes, es necesario tener encías sanas y hueso adecuado que soporte el implante. El paciente además debe asumir el compromiso de mantener sanas estas estructuras. La higiene bucal meticulosa y las visitas regulares odontológicas son esenciales para que los implantes dentales sean exitosos a largo plazo.

Extracciones

Cuando no existe ninguna posibilidad de tratamiento conservador de un diente, es necesario recurrir a su extracción.  La causa más frecuente por la que debe ser extraído un diente es la destrucción por caries, y en un segundo lugar la causante es la enfermedad periodontal (la piorrea).  Sin embargo existen otras situaciones en las que es precisa la extracción de un diente como: dientes fracturados, extracción de dientes sanos para realizar tratamientos de ortodoncia, extracción de dientes para facilitar la construcción de una prótesis o dientes temporales retenidos

Ortodoncia

Gracias a la ortodoncia, se puede conseguir la corrección de dientes y huesos posicionados incorrectamente. Los dientes en mala posición y los que no muerden correctamente unos contra otro son difíciles de mantener limpios, corren riesgos de pérdida precoz debido a caries y enfermedades periodontales, y ocasionan una tensión extra sobre los músculos de la masticación que puede generar dolores de cabeza, síndrome de ATM y dolores varios en cuello, hombros y espalda. Además, los dientes girados o posicionados incorrectamente desmerecen nuestro aspecto.

Los tratamientos ortodóncicos tienen la ventaja de proporcionarnos una boca sana, una sonrisa de aspecto agradable y dientes con mayores posibilidades de durar toda la vida.

Bruxismo

El Bruxismo es un hábito difícil de controlar que incita a apretar o rechinar los dientes para descargar tensión de forma inconsciente, incluso mientras dormimos. Si al despertarse nota cierto dolor en los músculos faciales o ligeras molestias en la cabeza y en el cuello puede que padezca Bruxismo. El Bruxismo está casi siempre ligado con situaciones de estrés, ansiedad, nervios o pequeñas frustraciones cotidianas. Se puede aliviar con el uso de una férula relajante para dormir, que es un aparato removible de acrílico, que su dentista diseña a medida de los dientes superiores y se ajusta a una posición articular fisiológica.

Caries

La caries es una enfermedad destructiva de las estructuras del diente y es también una de las enfermedades más frecuentes de la especie humana.  En el desarrollo de la caries influyen tres factores de riesgo:  los azúcares de la dieta, las bacterias de la boca, la existencia de dientes susceptibles o predispuestos.  Además, se necesita la colaboración de un cuarto factor, el tiempo, que es indispensable para que los otros factores actúen.

El tratamiento debe ser aplicado por el odontólogo o estomatólogo y se basa en tres puntos básicos:

1. El control de la infección.

2. La remineralización de los tejidos.

3. El tratamiento de las complicaciones.

 

Estetica Dental

La estética dental, como su nombre sugiere, cubre todo aquello que tenga que ver con la belleza, la estética, o el embellecimiento de sus dientes, en sus distintas formas y posibilidades. La sonrisa es uno de los factores estéticos más importantes, inherentes a la persona. Una sonrisa bonita y atractiva ofrece una imagen positiva y estimula al individuo a sonreír con tranquilidad y naturalidad.

 

Endodoncia

Este tratamiento se conoce vulgarmente como “matar el nervio”. En Bukal Clinica Dental, a través de unos instrumentos especiales limpiaremos el interior del diente dejándolo libre de infección. Cada diente tiene en su interior una red de vasos que se distribuyen dentro del diente formando una red de conductos. La endodoncia pretende limpiar cada conducto y dejar el diente apto para su posterior restauración. Se remueve el tejido dañado y se ensancha el canal radicular con instrumentos adecuados, y se elimina la infección. Por último se sella y obtura todo el canal radicular. Una vez concluída la endodoncia, el diente necesita ser restaurado en cuanto a su función y apariencia.

 

 

Higiene Bucal

La higiene dental nos permite prevenir enfermedades en las encías y evitar en gran medida la caries. Pero una higiene dental se debe realizar de la forma y con las herramientas adecuadas. Además, se debe dedicar el debido tiempo para que sea efectiva. Lo ideal es cepillarse los dientes después de cada comida (desayuno, almuerzo y cena). Es imprescindible hacerlo a fondo al menos una vez al día. La producción de saliva y los movimientos linguales contribuyen a remover la placa bacteriana de las superficies bucales durante la vigilia. El cepillado de dientes remueve la placa bacteriana (película delgada, pequeña, pegajosa e incolora que contiene bacterias dañinas y que constantemente se depositan y forman los dientes), y las partículas de alimento, de las superficies más profundas de los dientes.